viernes, 30 de octubre de 2015

Propioceptivos de tren inferior... Un ángel que te puede salvar del infierno!!

                                     


No hay peor INFIERNO para un atleta (y ni hablar para el entrenador) que un jugador lesionado, es un elemento menos en la plantilla para los partidos, con el tendremos que trabajar tanto en su recuperación física como psicológica para poder volverlo a tener al 100% .

La pregunta sería ¿cuánto hacemos nosotros para prevenir esas lesiones? Yo creo que tenemos varios puntos a los cuáles apuntar para tratar de prevenir y disminuir cualquier riesgo, como ya todos sabemos existen tantos factores que sería imposible reducirlo al 100% pero todo lo que esté a nuestro alcance debemos intentar realizarlo sin excusas, porque no solo debemos entrenar a nuestros atletas sino también cuidarlos!!!. Algunos de las cosas a controlar desde mi punto de vista serían el descanso, la nutrición, un entrenamiento (aquí incluimos entrenamiento de fuerza, trabajos preventivos y un trabajo diario de elongación post entrenamiento) y una competición adecuada al nivel del atleta, seguramente existen mas factores que podríamos agregar pero creo que estos son los mas "fáciles" de controlar.

Entrando en el tema de esta nueva entrada, trataremos de exponer información sobre el entrenamiento de propiocepción de tren inferior, la cuál es solo UNA herramienta mas en este proceso, por lo cuál no debemos creer que solo con este trabajo estaremos abarcando el 100% de las cosas que podemos hacer en la búsqueda de tener atletas sanos y listos para la competencia. Recordar que aproximadamente entre el 40% y el 45% de las lesiones en balonmano son de tren inferior. (Las localizaciones más frecuentes fueron tobillo (18,1%), rodilla (15,3%), muslo (12,9%)

¿Que es la propiocepción?

La propiocepción es el sentido que informa al organismo de la posición de los músculos, es la capacidad de sentir la posición relativa de partes corporales contiguas. La propiocepción regula la dirección y rango de movimiento, permite reacciones y respuestas automáticas, interviene en el desarrollo del esquema corporal y en la relación de éste con el espacio, sustentando la acción motora planificada. Otras funciones en las que actúa con más autonomía son el control del equilibrio, la coordinación de ambos lados del cuerpo, el mantenimiento del nivel de alerta del sistema nervioso central y la influencia en el desarrollo emocional y del comportamiento.

Composición del sistema propioceptivo


Compuesto por una serie de receptores nerviosos que están en los músculos, articulaciones y ligamentos.
Se encargan de detectar:
a) Grado de tensión muscular
b) Grado de estiramiento muscular

Envían esta información a la médula y al cerebro para que la procese. Después, el cerebro procesa esta información y la envía a los músculos para que realicen los ajustes necesarios en cuanto a la tensión y estiramiento muscular y así conseguir el movimiento deseado.

Podemos decir que los propioceptores forman parte de un mecanismo de control de la ejecución del movimiento. Es un proceso subconsciente y muy rápido, lo realizamos de forma refleja.

Los propioceptores: el huso muscular, órganos tendinosos de golgi, receptores de la cápsula articular y los ligamentos articulares y receptores en la piel.

Las metas del entrenamiento propioceptivo

1)Incrementar la sensibilidad y el uso del impulso propioceptivo de las estructuras que rodean la articulación.
2) Evocar respuestas compensatorias dinámicas para los músculos que rodean las articulaciones.
3) Restablecer los patrones motores funcionales los cuáles son vitales para los movimientos coordinados y la estabilidad articular funcional.

Beneficios de la propiocepción

1) Proteger de las lesiones agudas por medio de la estabilización refleja.
2) Corregir el desplazamiento voluntario del centro de gravedad.
3) Proporcionar la información perceptual de la posición corporal. 
4) Mantener una clara imagen del entorno mientras que el cuerpo está en movimiento.

A la hora de planificar las sesiones muchos solo utilizan ejercicios sobre elementos inestables, pero debemos recordar que el juego se realiza en un campo estable, por lo cuál debemos también incluir trabajos sobre superficies estables, además Sell (2011) afirma en unos de sus estudios que no existe correlación entre la estabilidad estática y la dinámica. Es decir, sujetos solamente entrenados en estabilidad estática no tienen una buena estabilidad dinámica y viceversa. Por lo tanto se deduce, que debemos entrenar ambas situaciones, estableciendo un continuo desde estabilidad estática estricta, hasta el entrenamiento de agilidad, con grande cambios de dirección.

A la hora de planificar divido mis  ejercicios en 5 grupos: 
1)Estable- estático















2)Estable- dinámico





























3) Inestable- estático















4) Inestable- dinámico















5) Ejercicios de coordinación y agilidad.

Frecuencia de trabajo semanal

1- Entre 1 y 3 sesiones semanales.
2- Entre 2 y 12 ejercicios por sesión
3-  Realizar entre 1 y 3 series por ejercicio, bien por repeticiones (6 a 25 rep) o por tiempo (15 a 45 seg)

Trataremos de iniciar el trabajo de menor dificultad a mayor, desde mi perspectiva será ideal arrancar en un trabajo estable- estático e ir aumento la dificultad a medida que el alumno mejora (quitando apoyos, agregando materiales inestables limitando la visión, etc) y a medida que pase el tiempo ir buscando cada vez ejercicios más específicos del deporte.

Para los que deseen empezar con algunos ejercicios básicos para sus jugadores acá les dejo un video con 21 ejercicios muy simples de realizar.



Bibliografía:
Mauricio Mónaco (2014) Epidemiologia lesional del balonmano de elite: estudio retrospectivo en equipo profesional y formativo de un mismo club.
María Candela Fuentes Vergara (2014) Incidencia mas frecuente en jugadores de handball en la ciudad de la Rioja.
Jesús Gallego Sanchez Noriega.(2013) Propuesta para el entrenamiento de la estabilidad y la propiocepción. 
Häfelinger, U. y Schuba, V. (2010). La coordinación y el entrenamiento propioceptivo. Editorial Paidotribo
Fernando Boada Boada, Propiocepción en el deporte
Francisco Tarantino Ruiz, Propiocepción y trabajo de estabilidad en fisioterapia y en el deporte: principio para el diseño de ejercicios.
Jorge Polvorines, Propiocepción en el entrenamiento.

1 comentario:

  1. Era una tarde de verano cuando de sus ojos brotaban lágrimas de tristeza por el amargo dolor que le causo aquella traición. 12 de abril era el día en que decidió dejar todo atrás y empezar de nuevo, primer día como estudiante de mercadeo, todo era nuevo para ella, de repente vio aquel chico que le causo bastante admiración ya que era un chico diferente a los demás. Paso el tiempo y los dos se fueron conociendo había muchas diferencias entre los dos, pero el chico se fue enamorando de ella y decidió pedirle que fueran novios, que sorpresa se llevó él al conocer la respuesta de aquella hermosa mujer, no podía creer que en tanto tiempo no le gustara ni un poco, triste aquel día salió para su casa, pero a pesar del rechazo de su amada no se dio por vencido y decidió seguir conquistándola. Él se preguntaba por qué esa mujer tan linda no quería saber nada de amor.
    Así fue pasando el tiempo y aquel joven cada día estaba más enamorado de ella. Llego la noche y se encontraron en la fiesta de despedida de graduación, entonces el joven al verla quedó perplejo pues estaba más hermosa que nunca, así bailaron toda la noche y a media noche se atrevió otra vez a agotar su última oportunidad, le confesó todo el amor que sentía por ella y ella sin poderse resistir más le dijo que sí, el joven no podía creer lo que estaba escuchando pues llevaba dos años intentando conseguir el amor de esa mujer que para él era su vida entera, después de unos minutos él quiso besarla, pero ella le dijo: “antes de darte mi primer beso quiero que sepas algunas cosas de mí, tú me gustas mucho desde hace tiempo y no había querido aceptar tu amor porque en mi pasado un hombre que había prometido amarme, me hizo mucho daño, por esta razón no quiero volver a sufrir y quiero que me prometas que nunca me harás daño, y si algún día dejas de quererme dímelo, pero no me engañes porque el engaño y la traición es lo peor que una persona le puede hacer a otra” dichas estas palabras el joven la miro a los ojos con mucha ternura y luego le susurró al oído: “Nunca te voy a fallar pues has puesto en mis manos tu corazón y yo se valorar sus latidos pues sé que son tan fuertes como los míos, además se lo que sufriste con esa traición porque a mí también me pasó lo mismo y por eso quiero enseñarle el significado del verdadero amor” después de decir estas hermosas palabras el joven dirigió sus labios hacia los labios de ella y en un gran suspiró se besaron bajo el sonido de la lluvia, fue un momento tan hermoso que sus corazones latían a mil y sus bocas no querían despegarse. Para ella fue como volver a vivir y para él fue como tocar el cielo con las manos, desde aquel día prometieron amarse y no hacerse daño el uno al otro.
    Así paso el tiempo y el amor de ellos dos fue creciendo más y más gracias a los momentos, besos, caricias, sus cuerpos llenos de calor juntos como dos complementos perfectos.
    Seis meses después decidieron que era hora de conocer a sus familias y así fue, ella lo llevó a su casa para presentarlo a sus padres y él hizo lo mismo; las dos familias hicieron una gran relación y estaban tan felices como ellos de que estuvieran juntos, pues hace mucho tiempo no se veía ni se escuchaba hablar de un amor tan puro y tan hermoso como el de esta bella pareja.
    Ya han pasado cinco años de estar juntos y siguen igual de enamorados como el principio, ahora están haciendo planes para casarse y que su amor sea bendecido por Dios.

    ResponderEliminar